¿Qué es la neutrofilia?

Los neutrófilos son glóbulos blancos que juegan un papel importante en el sistema inmunológico. Neutrofilia se refiere a un número mayor que el normal de neutrófilos, que puede ser causado por infección, inflamación o trastornos crónicos como la leucemia mieloide crónica. El recuento de neutrófilos es una valiosa herramienta utilizada por los médicos para diagnosticar una amplia variedad de condiciones médicas, junto con otras pruebas.

Los glóbulos blancos, o leucocitos, se fabrican en la médula ósea y se dividen en varios subtipos, incluidos los neutrófilos, que son granulocitos polimorfonucleares. Esto se refiere a su núcleo, que es multi-lobulado, y la naturaleza granular de su citoplasma, lo que permite una fácil distinción bajo el microscopio en el laboratorio. Los neutrófilos se pueden dividir en bandas, que son neutrófilos recién formados, y neutrófilos segmentados, que son maduros.

El sistema inmunológico es complicado y consiste en numerosos procesos diseñados para proteger el cuerpo de cuerpos extraños como las bacterias. Los neutrófilos están involucrados en la primera respuesta a cualquier ataque. Cuando el cuerpo reconoce algo extraño, como las bacterias, se envía una serie de señales y los neutrófilos se reúnen en ese punto. Los neutrófilos entonces fagocitan, o envuelven el cuerpo extraño, y lo matan.

Las afecciones agudas infecciosas como la varicela, así como infecciones bacterianas y enfermedades no infecciosas como quemaduras, ataques cardíacos y leucemia mieloide crónica pueden causar neutrofilia. Algunos medicamentos, como los corticosteroides, también pueden aumentar los neutrófilos como efecto secundario. Aunque algunas personas tienen recuentos de neutrófilos naturalmente más altos que otros, generalmente se deben investigar los conteos muy elevados.

Hay algunas causas no perjudiciales de ligera neutrofilia, como el estrés o el ejercicio. Los recién nacidos tienden a tener niveles más altos de neutrófilos durante aproximadamente tres días después del nacimiento. Postoperatoriamente, puede observarse un aumento significativo de neutrófilos en tres horas. El tabaquismo también se ha asociado con esta condición.

Una reacción leucemoide, o aumento del recuento de glóbulos blancos, puede ser causada por fármacos, infecciones y hemorragias, entre otras causas. Esto da como resultado un cambio a la izquierda, lo que significa que hay una mayor proporción de neutrófilos más jóvenes y de células precursoras de neutrófilos. Esto, simplemente, muestra que el cuerpo está tratando de producir más glóbulos blancos para luchar contra una infección o ataque de algún tipo.

Neutrofilia se diagnostica con un examen de sangre y examen microscópico. Al comprobar la condición, el médico normalmente tendrá en cuenta el recuento de glóbulos blancos totales y el desglose en los diferentes tipos de glóbulos blancos. Esto permite un diagnóstico más preciso de la causa subyacente de la neutrofilia.