¿Cuál es la conexión entre el alcohol y la fatiga?

El alcohol es una droga depresiva que afecta el cerebro y el sistema nervioso. Esta droga embota los sentidos, que pueden afectar el discurso, el caminar y el pensamiento coherente. El vínculo entre el alcohol y la fatiga se basa en las características de la droga. Esta droga pone una tensión significativa en el sistema nervioso central, que causa la fatiga y el cansancio generales. Demasiado alcohol hará que una persona duerma o se desmaye.

El alcoholismo es una enfermedad que afecta a muchas personas en todo el mundo. Esto hace que un individuo se convierta en disfuncional en su vida diaria. La mayoría de los alcohólicos sufren de síntomas de fatiga. Esto se debe a que el cuerpo está constantemente procesando y eliminando los venenos después de consumir alcohol. Los síntomas del consumo de alcohol y la fatiga están estrechamente integrados porque el alcohol es un producto químico nocivo para el hígado y el cerebro, lo que hace que el cuerpo humano se acentúe.

Una resaca es una respuesta normal al consumo excesivo de alcohol, que típicamente ocurre muchas horas después del consumo de alcohol. Los síntomas de una resaca incluyen náuseas, mareos y fatiga. Estas dolencias pueden continuar durante varias horas, mientras que el alcohol procesa a través de los órganos del cuerpo humano. El alcohol y la fatiga tienen una relación de causa y efecto porque beber demasiado alcohol generará fatiga en la mayoría de las personas.

Como el alcohol es un depresor, genera síntomas de fatiga. Muchos estudios han demostrado que el alcohol tiene un efecto perturbador en los patrones de sueño. Esto tiene una correlación directa con los síntomas de fatiga durante todo el día. Un ser humano normalmente requiere de seis a ocho horas de sueño de calidad sobre una base diaria. El alcohol puede reducir este sueño en casi un 50 por ciento.

Cuando un alcohólico comienza un programa de tratamiento, puede esperar síntomas extremos de fatiga. El alcohol y la fatiga van de la mano durante la parte de retiro del proceso de rehabilitación. Otros síntomas incluyen insomnio, sacudidas corporales y trastornos del estado de ánimo. Debido a que el cuerpo como se acostumbró a beber en exceso, debe volver a aprender cómo funcionar sin estos productos químicos. Esto puede tomar varias semanas antes de que desaparezcan los síntomas.

La fatiga suprarrenal también puede estar relacionada con el alcohol y los síntomas de fatiga. Esta es una condición hipoglucémica que hace que un individuo beba excesivamente o use drogas que pueden producir un alto. Debido a que el alcohol es un carbohidrato rápido, ya que es ingerido, tiene un efecto inmediato sobre el azúcar en la sangre del cuerpo. Esto causa un efecto de rebote interno del azúcar que típicamente hace que un individuo anhele más alcohol. Si una persona es diagnosticada con fatiga suprarrenal debe evitar el alcohol porque empeora los efectos sobre las glándulas suprarrenales.