¿Cuál es el mejor remedio para los músculos doloridos?

Los músculos adoloridos pueden resultar de una serie de cosas. El dolor puede ocurrir cuando una lesión o tensión afecta a ciertos músculos dentro del cuerpo. El ejercicio excesivo puede dejar los músculos doloridos y exceso de trabajo. Las situaciones más serias pueden ser reveladas a través de un diagnóstico médico que implica una infección o diversas enfermedades o desórdenes.

El acetaminofén o el ibuprofeno son analgésicos de venta libre que pueden aliviar los músculos doloridos y adoloridos. Aplicar hielo o compresas frías inmediatamente después de una lesión puede reducir cualquier hinchazón y ayudar a entumecer el dolor. La aplicación de compresas calientes puede ser calmante si el músculo todavía duele unos días más tarde. Las cremas medicinales también se pueden comprar y frotar en el área afectada. Dependiendo del tipo de crema que se compra, dejará una sensación de calor o una sensación de frío en el músculo y ayudar a aliviar el dolor.

El ejercicio regular y el estiramiento aumentan la fuerza y ​​flexibilidad dentro de los músculos doloridos. Realizar aeróbicos acuáticos le da al cuerpo una resistencia uniforme y es menos extenuante en los músculos. Hacer yoga es un gran beneficio para los músculos doloridos. Puede ayudar a construir la concentración, la flexibilidad y la fuerza dentro del cuerpo entero. La terapia física puede ser necesaria para ayudar a las áreas específicas de destino con ciertos ejercicios de tonificación y fortalecer los músculos debilitados.

Obtener el descanso adecuado permite que el cuerpo se recupere y puede aliviar los músculos doloridos también. La respiración profunda y la meditación pueden limpiar la mente y aliviar el estrés del cuerpo. Cuando experimentamos estrés, los músculos dentro de nuestro cuerpo se tensan y causan dolor. Sumergirse en un baño caliente o masajear el área dolorida aumentará el flujo de oxígeno en el torrente sanguíneo dentro de los músculos, promoviendo el proceso de curación natural.

Condiciones médicas graves, enfermedades y medicamentos pueden causar dolor muscular. Tener una deficiencia con los equilibrios de electrolitos en el cuerpo o tener muy poco potasio o calcio puede causar dolor de los músculos. Beber líquidos con electrolitos agregados puede ayudar a restablecer el equilibrio dentro del cuerpo. Comer una dieta bien balanceada o tomar suplementos vitamínicos y minerales sobre una base diaria puede eliminar cualquier deficiencia de potasio o calcio.

Enfermedades como la fibromialgia, lupus, rabdomiolisis, polimiositis y polimialgia reumática pueden causar graves dolores musculares. Las infecciones virales y bacterianas pueden causar varios dolores y dolores a través de los músculos del cuerpo. Estas infecciones pueden incluir influenza, malaria, enfermedad de Lyme, absceso, polio, triquinosis y fiebre maculosa de las Montañas Rocosas. Todas estas condiciones médicas deben ser discutidas con un profesional médico para decidir qué tratamiento es el mejor para cada situación.